GRANDES ÉXITOS DE LA MÚSICA CUTRE

3 julio, 2014

Grandes éxitos de la música cutre Vol. VIII: Estrellas de cine metidas a cantantes

cantactores-602x191

Cada vez que un un actor intenta diversificarse hacia otras expresiones artísticas, es un camino de ida hacia el bizarrismoo directamente al fail puro y duro. Algunos lanzan discos para mitigar esa sed de mostrarle al mundo sus múltiples “talentos”, otros prefieren hacerlo en una peli o serie (las escenas de karaoke se prestan cruelmente para eso) y una tercera facción simplemente lo hace porque el guión lo dice, a veces a pesar de ellos mismos. Pero todas estas posibilidades conviven en el siguiente ranking que incluye 5 casos de lisergia y desajuste musical:

5- “Love will keep us together” Timothy Dalton y Mae West en “Sextette”

“Hay que saber retirarse a tiempo”… nunca una frase pegó tanto como con este puesto. Porque en 1978 y tras 8 años de retiro, la mítica Mae West volvía al cine con “Sextette”, una comedia musical donde encarnaba el papel jugadísimo (?) de una ex sex symbol que se va de luna de miel con su nuevo esposo (un joven Timothy Dalton) a un hotel lleno de inquilinos que básicamente querían tirársela (entre ellos George Hamilton y Tony Curtis). ¿El inconveniente de esta historia? Mae West contaba 85 años, hecho que el resto de la película parece no registrar. El súmmum del patetismo llega en forma de dueto musical, cuando Bond y West deciden que “Love will keep us together” es una buena canción y por eso debe morir:

Mae West Timothy Dalton sing Love Will Keep Us Together from Osazo on Vimeo.

Pobre Dalton, creo que ni en Hot Fuzz la pasó tan mal. El momento en que canta “joven y hermosa, tu apariencia nunca se va a ir” es, dadas las circunstancias, una proeza de la actuación. Afortunadamente, el futuro lo encontró personificando a cierto espía británico, y este episodio funesto terminó casi olvidado.

Vale agregar como dato de color, que Arnold Schwarzenegger rechazó el papel de Sir Barrington, que terminó siendo aceptado por Timothy Dalton, lo cual da lugar al más grande “Qué hubiese sucedido si…” de la historia.

4- “Yo soy un buen tipo” Ricardo Darín

Ricardo Darin, quizá el mejor actor argentino de todos los tiempos , el hombre que le dijo “no” a “Man on fire” de Tony Scott , el que ganó un Oscar con “El secreto de sus ojos”… y el que en 1979, en la cúspide de su fase de galán, fue tentado por la discográfica Microfón para grabar un disco. Como no tenía ni idea de canto, se le asignó un coach vocal que terminó dándose por vencido ante la imposibilidad de que Darín afinara una nota. Así nació la idea de que recitara sobre distintas pistas musicales, las cuales terminaron siendo parte de su disco “De a dos”. El éxito del álbum no fue el esperado, como bien nos lo hizo saber el propio Ricardo en una de sus entrevistas: “En ningún lugar del país vendió nada, pero en Bahía Blanca vendió siete mil copias. Nadie sabe por qué”. Un crack.

Gracias a la magia de Internet, el disco fue rescatado del olvido y hoy algunos de sus tracks deambulan por Youtube. Entre ellos rescato “Yo soy un buen tipo”, una oda al argentinismo y referencia ineludible a la hora de levantar minas:

Atentos a los 1:35, cuando saluda ocasionalmente a otro invitado de la fiesta, aplicando una poderosa técnica de distracción para así terminar ganándose la confianza de la dama. Una auténtica master class de un verdadero grande del chamuyo.

 

Desafortunadamente, Darín no recuerda su faceta musical con mucha estima: “Todo lo que grabé me da vergüenza…” llegó a decir, sin saber que en algún lugar del mundo, alguien cogió folló gracias a sus enseñanzas.

3- “People are strange” Edward Furlong

Después de escuchar este cover, “Terminator 2” cobra un nuevo sentido y uno hasta llega a empatizar con el T-1000 en su afán de aniquilar a John Connor. Porque en 1992 y para aprovechar el tirón de T2, Edward Furlong sacó “Hold on tight”, un álbum que incluía canciones originales y (tócate los huevos), un tema de The Doors. El disco podría definirse como… bueno, mejor que lo defina su intérprete Cito textual:

Fue lo peor que has escuchado en toda tu vida. Era exactamente lo opuesto al rock… créeme, nadie quiere escucharlo… si me tuvieras cantando en un escenario, todos se irían. Tengo una voz realmente mala, fue un error realmente malo”

Si bien muchos estarán de acuerdo con tal afirmación, el álbum vendió muy bien en Japón, donde hasta superó a Whitney Houston en los rankings (tocate los huevos 2). Porque un país que elige la violación con tentáculos, seguramente va a elegir las canciones de Eddie Furlong.

El punto más bajo del disco (si cabe) es la siguiente rendición de “People are strange” de The Doors, donde el Casiotone y el desafine transforman lo que muchos consideran un clásico en una canción pop genérica con menos alma que un pelirrojo:

Después de estos 4 minutos de tortura, sinceramente espero que Skynet siga intentándolo y enviando más unidades a 1992, así quizá un día la humanidad despierte sin la memoria de que este disco alguna vez existió.

2- “What a wonderful World” Joe Pesci

Este puesto no figura aquí necesariamente por su nivel de cutrez, sino que lo hace avalado por sus orígenes oscuros y su desarrollo inesperado. A fin de cuentas, estamos hablando de Joe Pesci: cantante.

Despues de “Lethal Weapon 4” (1998), el gran Joe Pesci decidió retirarse de la actuación para retomar su carrera musical, que había dejado en stand by desde 1968, cuando lanzó un disco bajo el nombre artístico de “Little Joe” (AKA John Ritchie) llamado “Little Joe sure can sing!” (sí, ¡carajo!), con 10 tracks que incluían tres temas de Los Beatles (“Fool on the hill”, “Fixing a hole” y “Got to get you into my life”) . Tras este retiro del cine (que se prolongaría por 8 años), llegó su segundo álbum, “Vince Laguardia sings just for you”, con canciones de temática mafiosa (“Wiseguy”, donde RAPEA), referencias directas a sus películas (la salsera “Yo Cousin Vinnie” ) y hasta una canción navideña (“If it doesn’t snow on Christmas”, donde básicamente putea a todo el mundo).

Sin embargo, la joya del disco es su versión del clásico “What a wonderful World” de Louis Armstrong , que cierra el álbum, con un Pesci nostálgico y solemne. No puedo evitar escuchar este tema e imaginarme a un fulano atado a una silla, amordazado, mientras Joe se acerca por detrás con un bat de béisbol a la vez que canta. Porque si Tommy Devito dice que es un mundo maravilloso, entonces es un mundo putamente maravilloso. O estás muerto.

Conmovedor, ¿no? (?). Para que vean que el hombre que hoy apuñala con un bolígrafo a un cristiano o esconde a un tipo moribundo en el baúl de su coche, el día de mañana puede enternecernos cantando sobre un mundo mejor. Un disco de redención, y del cual espero que haya una secuela, posiblemente con canciones sobre Leo Getz, o como intentó robarle a Macaulay Culkin dos veces y no pudo, o sobre el culo de Jonah Hill .

1- “Drinkenstein” Sylvester Stallone en “Rhinestone”

El primer desafortunado roce de Sly con la música llegó en 1978, cuando cantó el tema que le dio título a “Paradise Alley”, peli dirigida y escrita por la única persona que le hubiese permitido cantar: él mismo. Sin embargo Stallone no quedó conforme y volvió a la carga 6 años después con la que luego definió como “una película que desearía no haber hecho nunca” , estoy hablando de esa joya del séptimo arte llamada “Rhinestone”.

Estrenada en Sudamérica bajo el dignísimo nombre de “El taxista caradura”, la película contaba las desventuras de Jake Farris (Dolly Parton) una estrella country que para ganar una apuesta debe convertir a Nick (Stallone), de taxista neoyorquino a leyenda musical. El resto del reparto contaba con Richard Fansworth y (por alguna razon) Tim Thomerson, que fijo terminó de rodar su parte y se fue a hacer “Trancers 18”. La historia obviamente tenía varios números musicales, entre ellos un dueto entre Parton y Sly , como para dejar todavía más en evidencia al pobre Stallone, que se tenía tanta fe, que para estar en este film rechazó el papel estelar en una pequeña película llamada… Beverly Hills Cop. Sí, alguien pensó “no, antes que ser Axel Foley prefiero ser Nick, el taxista cantante”.

De más está decir, la película fue un fracaso comercial y hasta en los Razzies, ya que ganó 2 de 9 nominaciones: Peor actor (Sly) y peor canción original por “Drinkenstein”, donde Stallone nos deleita con su estilo “country-constipado”, ante una Dolly Parton que ve a la música morir en dos minutos pero tiene que sonreír porque así pone el guión:

Hablando de Parton, fue la única que transformó el problema en oportunidad y metió dos tracks de este truño en el top ten del country & western chart, lo cual restaura parcialmente mi fe en Crom, viendo que al menos alguien sacó algo positivo de esta experiencia.

 






12 Comments


  1. SamerTime

    Pues yo tenía entendido que Sly no hizo lo de ‘Superdetective en Hollywood’ porque al meterse en el proyecto fue metiendole tanta mano al guión que al final acabó conviertiendolo en el de ‘Cobra’, que al final haría por su cuenta dos años después. Ahora, si ‘Rhinestone’ fue la puntilla… Tambien estuvo en un tris de protagonizar ese mismo año ‘Tras el corazón verde’…


  2. Victor

    Saludos gente, es la primera vez que comento por acá. Hace años que los sigo, sus críticas son un soplo de aire fresco en este mundo mediocre. Lo que quería comentar es que Darín puede ser uno de los mejores actores argentinos, se lo ha ganado, pero no el mejor. Es más, no me atrevo a decir cuál es el mejor para mi, hay tantos. El gran Alfredo Alcón (qepd), Pepe Soriano, Federico Luppi, Hector Alterio, Sbaraglia, Jorge Marrale, y me olvido de muchos más.


  3. Invencible

    Pues qué queréis que os diga. No sé si se puede considerar saber cantar, pero Dalton entona y no resulta desagradable al oído, no como el resto, que te dan ganas de cerrarles la boca con cemento de fraguado rápido.


  4. Josei

    Puuffff, Mae West me ha recordado de mala manera a Carmen de Mairena. Qué mal cuerpo se me ha quedado, pobre Timothy.


  5. DAS83

    Bah, si hasta en Japón vende Pette Rusell.


  6. Clochu

    Chuache supo mantenerse al margen simplemente haciendo como que tocaba y cogiendo a Angus a hombros xD

    https://www.youtube.com/watch?v=nLsXJitaiVo


  7. Chiquetete

    “el que ganó un Oscar con “El secreto de sus ojos””… Vale que la página sea sobre cine cutre, pero eso tampoco es razón para dar información falsa.
    Cierto es que esa cinta ganó la estatuilla a Mejor Película en lengua no inglesa, pero Darín personalmente no ganó nada.


  8. […] 10 míseros dólares recaudados de los 600.000 que buscaba… Y como colofón, os traemos los mayores patinazos musicales de actores que decidieron probar suerte en el mundo de la canción, pero que no tuvieron tanta suerte como en sus carreras cinematográficas. Es el caso de Ricardo […]


  9. McCloud

    Sabia lo del premio colectivo pero fue un error de redaccion. Gracias.


  10. […] programa 10 míseros dólares recaudados de los 600.000 que buscaba… Y como colofón, os traemos los mayores patinazos musicales de actores que decidieron probar suerte en el mundo de la canción, pero que no tuvieron tanta suerte como en sus carreras cinematográficas. Es el caso de Ricardo […]


  11. McQuade, lobo solitario

    Diox os bendiga… y Drinkenstein para todos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Please type the characters of this captcha image in the input box

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada