Review

Título original: After Earth

País: Estados Unidos

Duración: 100′

Después de Airbender, o más concretamente El incidente, creí que Shyamalan no lograría superar semejante ponzoña fílmica en la que el fin del mundo consistía en huir del viento (porque era el enemigo final) y en la que los protagonistas adultos abandonan a los niños cruelmente en un clímax abrumadoramente terrible…. PERO LO HA CONSEGUIDO. Shyamalan tiene ideas en su cabeza, ideas inconexas que caben en el envoltorio de un tampax y las convierte en guión conectándolas por medio de gilipolleces tan increíblemente incoherentes que pondrán a prueba tu integridad cerebral.

HISTORIA SUBNORMAL

El ser humano se ha cargado la Tierra y nos vemos obligados a abandonarla en pos de una vida mejor en otro planeta. Premisa completamente novedosa sí, y apoyada por imágenes gilipollas de fábricas y tsunamis, porque todos sabemos que el ser humano ha provocado desastres como el del Katrina y es también responsable de las tormentas, de los tornados, del granizo y del viruji que hace en invierno.

Cuando los humanos dejamos la Tierra, hemos ido a un planeta de mierda de esos llenos de rocas rojizas que no valen un puto pedo, pero OHGHS, hay una raza alienígena que nos ataca porque aunque son ciegos, huelen las feromonas que expulsamos cuando tenemos miedo. Te acojonas, y te hincan el diente. PEEERO hay ciertos humanos que hacen una cosa que se llama FANTASMACIÓN y anulan su propio miedo para pasar desapercibidos ante estos bichos salidos del Gears of War.

Fantasmación es ya de por sí un nombre absolutamente gilipollesco que suena a transformación en fantasma, lo cual habría supuesto un aumento en la puntuación de la película en cuanto a molonismo pero no. Will Smith es un Ranger que se fantasmiza para matar a estos bichos que además se llaman URSA…

¡Huele tu miedo!

Su hijo es el mejor de la clase de los rangers y se quiere graduar para sorprender a su papuchi porque es también el primero de su clase y eso mola que te cagas, pero no… no se gradúa y decepciona a su padre que es muy exigente y siempre tiene cara de estar comiendo mierda. ¿Cómo cojones has aceptado este papel Will?

Padre e hijo se van de viaje por aquello de estrechar lazos, aunque su relación es mas fría que el coño de una esquimal y prácticamente ni se miran a la cara si no es para comenzar una batalla por ver quién pone más cara de lamelimones.

En mitad del viaje la nave se estrella en un inhóspito planeta donde “todo ha evolucionado para matar a los humanos” y ese planeta es… LA TIERRA. Nadie esperaba este giro de los acontecimientos y semejante revelación viene acompañada de una música de tensión para que el espectador grite y piense “¿La Tierra? ¿Mi Planeta? ¡Oh dios santísimo!”.

La definición de Will Smith sobre la tierra, diciendo que TODO HA EVOLUCIONADO PARA MATAR SERES HUMANOS, es absolutamente estúpida, puesto que únicamente veremos monos, adorables jabalíes, tigres y un águila mu grande… es interesante ver cómo todo ha evolucionado para matarnos, cuando todos los animales pasan de los protagonistas como de una piedra bañada en mierda y simplemente se defienden cuando se sienten amenazados, es más… ¿Cómo cojones va a evolucionar todo para matar humanos… si no había un puto humano en la Tierra? ¿Se reunieron todos los animales en torno a un álbum de fotos de humanos para ponerse de acuerdo en evolucionar para matarnos en caso de regresar?

Todo esto me lleva a la siguiente pregunta… Los seres humanos estamos malviviendo en un lugar con seres ciegos que huelen nuestro miedo como el que huele el chumino de una vieja que no se lava en meses, y no podemos volver a nuestro planeta en el que, como vemos en el film, la vegetación es rica, el agua es abundante y TODO invita a regresar? No importa. La Tierra está descartada porque es muy inhóspita y a tomar por culo.

LA MISIÓN GILIPOLLAS

Mientras están en la nave, que además tiene un diseño absurdo y desconcertantemente agreste, puesto que el interior parece más el de una cabaña africana. Papá Smith le dice a su hijo que se eche una siesta sentado en la silla de mierda en la que están. AÑOS y AÑOS de avances tecnológicos y están sentados en una puta nave diseñada por alguien sin columna vertebral. El pobre chaval se apoya aparatosamente sobre el chasis de la nave e intenta dormir pero obviamente no puede porque eso tiene pinta de ser una putada absoluta y mientras se da un paseo por la nave descubre que están transportando… un ¡Ursa! ¡OMFG! ¡Peligro!

La nave zozobra por culpa de una tormenta de asteroides que se nos explica de la forma más fantasmacional posible. El vehículo tiene una sobrecarga de gravitones y todos sabemos que eso es súper fatal para volar así que… hay asteroides y pues eso… Shyamalan trata de explicar algo, algo que en su mente no tiene sentido y mucho menos en una película. Coño, di que hay una puta tormenta de asteroides y CÁLLATE, no nos hables de gravitones y de masas y mierdas rimbombantes para que todos creamos que hay un graaaaaan universo creado para la ocasión, con terminología súper enrevesada que no podemos ni comprender.

“Papá, me se ha salio una vertebra”

“Cállate y déjame leer mi alfombrilla de ratón”

Al aterrizar forzosamente en tan peligroso planeta (LA TIERRAAAAA), papá Smith sufre de una rotura de fémur que te cagas y le encarga a su hijo ir a por un cacharro de mierda para enviar una señal de rescate. Nos aburrimos antes de que ni siquiera se descubra la misión del niño porque los personajes hablan en tono monocorde y súper serio, que hay que meter al personal en situación y la cosa es muy peligrosa y dura. Para esta misión el padre le da un sable y le pone un cacharro en el brazo que retransmitirá imágenes de su hijo y le permitirá comunicarse con él… desconozco la longitud del brazo de este chaval pero las imágenes que ve su padre presentan planos generales, contraplanos y planos cenitales del niño, lo cual plantea serias, turbias y acojonantes dudas anatómicas. ¿Cómo coño está grabando el niño un plano general de sí mismo corriendo por el bosque con una cámara que lleva en su brazo?

“Grábame en sepia que queda mas hipster”

Además la Tierra se congela literalmente por la noche y hay que buscar puntos calientes (zonas que están calientes porque sí; no nos lo explican pero tienen calefacción) por la noche. Otro detalle mazo de estúpido puesto que la mayoría de vegetación es TROPICAL. Hay que añadir mierda que dé tensión a la peli porque el guión era más aburrido que una misa para sordomudos y Shyamalan se iba sacando de la manga de su túnica más y más detalles con nula base científica.

La misión es mazo de peligrosa porque en el avión en el que viajaban, cuyos restos se asemejan más al de una favela y cuya estructura parece hecha de cañas y demás mierda en plan subdesarrollada nivel Zimbabwe (aunque no nos olvidemos de que todo el contexto es futurista que te cagas), Papá Smith informa: “No puedes respirar el aire de la Tierra eh… pues… Porque tus pulmones no están adaptados”, así que tienes que inhalar una mierda cada 24 horas, y solo tienes ¡6 DOSIS! (tensión de nuevo).

Pero a ver Shyamalan. Nos vamos a un planeta de mierda donde no hay seres vivos más que una raza de monstruos asesinos y podemos respirar su atmósfera… Pero cuando volvemos a la Tierra, llena de plantas, cerditos que corretean y demás animales… ¿no podemos respirar? ¿Pero qué cojones respiramos los humanos en el futuro?

Este hecho de por sí determina el grado de subnormalidad del film, por el cual cada vez que el niño se queda sin su dosis… se ahoga. Probablemente si yaciera ahogándose en mitad del bosque los animales se reunirían en torno a él y podríamos ver una escena en la que hablan de lo gilipollas que es por no poder respirar OXÍGENO y las gallinas, los cerdos, los periquitos, jaguares y demás bichos se partirían la caja sobre el cadáver del gilipollas que no sabía respirar.

EL MÉTODO MILLA

Will Smith aceptó esté papel porque no tenía que hacer prácticamente nada y compartiría cartel con su hijo de nuevo, quien quizá sería lanzado por fin al estrellato absoluto.

Will, tío… es una peli de SHYAMALAN. Os hundiréis en la mierda antes de que salga en bluray.

Tanto Will como su hijo ponen el piloto automático y nos deleitan con unas interpretaciones heredadas directamente de Milla Jovovich, que se basan por supuesto en la ausencia total de expresiones y sentimientos. Si yo fuera una puta cucaracha en la tierra también evolucionaría para matar humanos como ellos, por tener esas conversaciones estúpidas aburridas y jodidamente faltas de cualquier emoción humana. Los únicos que muestran alguna expresión son de hecho los animales digitales cuya calidad del CGI es similar a la de Dora la exploradora… Nula.

Will Smith aprendió en la escuela de Milla Jovovich. Aquí le vemos sufrir, reír, llorar y contar un chiste

El hijo de Will Smith tampoco interpreta, nos lee el guión con un tono monocorde que invita constantemente a gritarle a la pantalla del cine para que se calle y MUERA atacado por algún animal. Y es que, pese a sernos presentado como el primero de su clase, con todo lo que eso conlleva (disciplina, etc etc), el muy gilipollas se encuentra un puto mono con cara de sorprendido y ante la recomendación muy insistente de su padre para que RETROCEDA, coge y le tira un pedrolo en el jeto lo cual, además de temerario y tremendamente estúpido, desencadena la persecución más retrasada de la historia del cine. El niño corre, los monos corren, todos corren pero NADIE PERSIGUE A NADIE.

Will grita “¡huye de ellos!”, el niño huye, los monos también huyen… pero no le persiguen, de hecho algunos monos corren a su lado e incluso pasan de largo, pero ¡no importa! Shyamalan quiere que creamos que es una huida desesperada y Will indica “¡hay un río más adelante, corre hacia el agua!”. Y al llegar a dicho río los monos se detienen en seco y miran al chaval en plan “Mierda, el agua es casa…. En fin, ahora la pillas tú venga”. ¿Por qué motivo el agua va a salvarle si es un puto río de dos dedos de profundidad? ¡¡Qué absurdo!!

MUÉRETE YA JODER

WIll tiene mala pinta, además de su cara de “acabo de beberme un smoothie de diarrea”, su pierna tiene mala pinta porque se le ha roto una arteria y claro, su fantasmación no le priva de que le duela una patada en las pelotas, así que lo está pasando mal… ¿la solución? Pues unir la arteria con una pajita de plástico transparente que hay por ahí. Tal cual. Se mete un extremo en el muslo y el otro un poco más pabajo, y ea, ya está conectada la arteria y la sangre fluye sin problemas; que os jodan a los Anatomía de Grey, al puto House y a todos los médicos titulados del mundo, me voy al chino de la esquina, me compro un paquete de pajitas, tenedores de plástico, un par de matasuegras, un pompero y además de hacerme una party hard, me monto un botiquín que te meas encima. BRAVO.

“Cari hazme una transfu que me farta una poquita de sangre en el cerebro”

Pese a que deseamos que el niño muera en varias ocasiones, alcanza la baliza para pedir rescate, peeero… MIERDA, no pilla el 4G en el planeta Tierra porque la cobertura es más mala que comer óxido. Su padre lleva toda la puta peli tratando desesperadamente de protegerle pese a la extraña fascinación del niño por las experiencias cercanas a la muerte, de modo que como ya le suda la polla lo que haga el gilipollas de su hijo con tal de que envíe el puñetero mensaje y le saquen de la favela ruinosa en la que está con un bypass en la pierna, le dice al niño “sube a la montaña que habrá más cobertura”. A lo que el niño podría perfectamente haberle contestado: Papi, esa montaña es un VOLCAN EN ERUPCIÓN, puedo ir a otra de las 1010291029909093909 montañas que hay alrededor?”… “NO, ve al puto volcán y arde ya pesado de mierda, ¿no quieres palmarla? ¿no te mola tirarle piedras a los monos que no te han hecho nada? ¿No te va el peligro pedazo de masoca prepubertoso? Ve al puñetero volcán en erupción”.

“Oye papi… y si me caigo en la lava?”

“NADA hijo, NADA”

Dicho y hecho. El niño trepa por la… ejem “montaña” y alcanza la cima. Pero… ¡OGHS! ¡Un Ursa salvaje apareció! El niño se pone en plan “voy a poner la polla sobre la mesa” y… ¡tachán! Se fantasmiza. Eh… pos vale ¿era esto?… ¿NADA?, pos no, ni pelo dorado, ni ojos en blanco, ni luz etérea ni pollas Shyamalanescas, hay que ir rápido que los Smith cobran por segundo de pantalla. El niño se carga al Ursa y envía un whatsapp para que les rescaten. FIN.

Y punto. La peli acaba tal cual, se abrazan porque ya han estrechado mazo los vínculos padre e hijo pese a no haber estado juntos en ningún momento y pese a que el niño ha tratado de suicidarse constantemente.

La peli es una mierda sin comparación, estúpida e insípida, incoherente, todo ocurre porque sí, porque al director le sale de los poros del escroto que sea así. Por la noche la Tierra se congela porque sí y al día siguiente la vegetación tropical está intacta porque sí. Todo ha evolucionado para matar humanos… porque le sale al Shyamalan del rabo y los Smith están en primero de MillaJovovich, esa fantástica carrera interpretativa que anula por completo cualquier capacidad de expresión.

DESPROPÓSITO, PONZOÑA, VENENO FÍLMICO Y COCHAMBRE DE CELULOIDE.

¡Shyamalan detén esta locura YA!

¡Los Ursas son máquinas sedientas de sangre!

 

Pero qué mierda hemos hecho papá…

 



About the Author

Bunsopaco