Review

Pixar se ha ido al cuerno. Duele decirlo, aunque aún tengan oportunidad de redimirse… Pero su presente y futuro inmediato está lleno de secuelas tediosas que no hacen falta. Bueno, sí hacen falta. Que Disney tiene que pagar el dineral que han costado Star Wars y Marvel

Condenar al estudio de animación más creativo del maldito mundo a crear secuelas forzosas es dispararte en tu propio pie. Pensar que es la propia Pixar la que elige hacer Cars 2 o Monstruos University es de ser bastante iluso…

¿Que a qué viene hablar de Pixar cuando no es la perpetradora directa de esta nitrochunguez llamada Aviones (creo que la ha hecho un estudio llamado Toondisney Animation o algo así, paso de mirarlo)? Pues porque me apetecía cagarme en la bocade Mickey Mouse. Y como no tengo un blog de mierda pues lo suelto aquí.

Sólo hace falta ver un minuto de Aviones para darse cuenta de que no es obra de Pixar. Que estarán atados artísticamente, pero sus secuelas son cosas dignas y no una Ice Age cualquiera.

De momento…

“¡¡¡¡NO PUEDES COMPETIR, DUSTY!!!! ¡¡¡TU ERES UN AVIÓN DE FUMIGACIÓN, NO DE CARRERAS!!!!”

Con esta cantinela, desde el minuto 2:00 machacan inmisericordes los personajes de la película a Dusty, el avión protagonista. “Tú sólo sirves para fumigar”, “La competición es peligrosa, no estás hecho para ella”; así cada 2 ó 3 minutos. Pero eso no aplaca la turbonítrica ambición de Dusty y se presenta a una competición clasificatoria. Si gana, podrá participar en la súper carrera de aviones más importante del universo.

Eh mirad, hay un avión español entre los competidores. Pero no sale apenas nada ni destaca en la carrera. Como España en el Mundial del 2014.  Ah y dice mi hermano que es un Buchón, un avión de diseño alemán y motor británico.

No logra clasificarse por la mínima… Pero da igual que pierda, sólo es una excusa de mierda para plantarte una escena de relleno que dura 3 minutos, donde un representante de la competición cuenta a Dusty y a su amigo, un camión al que le sobran cromosomas (en el universo de “Cars”, nacer camión o camioneta es el equivalente a nacer con cierto síndrome), que el avión que quedó por delante de Dusty se dopó y ha quedado desclasificado.

Ojalá no se hubiese clasificado y se hubiese terminado la película… En fin, un avión militar veterano llamado Skipper (no puede volar, está lisiado desde la Segunda Carsguerra Mundial) enseña a Dusty los secretos del vuelo. Descubrimos que el avión protagonista TIENE MIEDO A LAS ALTURAS (cuando hagan la peli Barcos, saldrá un barco al que le da miedo el agua; y cuando hagan Ascensores, habrá un ascensor al que le da miedo que se suba gente gorda en él) y durante el entrenamiento, se entera de que la forma de las nubes determina la velocidad y dirección del viento, para que se acuerde y aproveche de ello durante la carrera final y tú digas “Anda, es verdad“.

Terminado el entrenamiento, conoce al resto de competidores, que no son más que una amalgama de aburridos clichés: el avión británico educado y pedante, el avión chica, el otro avión chica pero de otro país para dar diversidad étnica, el avión malo (que también es de color verde, como el coche malo de Cars) y el caso más sangrante y estúpido, el del avión mejicano…

Si ves la peli con críos, cuando llegues a esta escena te darás cuenta de que han muerto de aburrimiento. O se habrán unido a una secta.

Lleva una especie de antifaz a lo El Santo y tiene el primer nombre de mierda que se les ocurrió a los zánganos de los guionistas: Chupacabras.

“UHHHHHHH ES MEJICANO, ¿QUÉ NOMBRE LE PONEMOS?”

“UHHHHHHHH PONLEEEEEEEEE… CHUPACABRAS JAJA”

Cabronazos.

Normalmente celebro y disfruto estos topicazos (sobre todo si el personaje en cuestión es español y torero) pero cuando son tan simples y tan vagos, me avergüenzan como Hombre Libre que soy. Además, ¿creen que los críos que van a ir al cine a ver este truñovolante van a saber lo que es un chupacabras o van a entender la referencia? El asunto del chupacabras fue a finales de los 90…

Por fin empieza la ansiada carrera. Debería ser divertida o emocionante al menos, ¿no?

No.

¿POR QUÉ ME DA TANTO YUYU Y ESPANTO EL DIRIGIBLE CON CARA ÉSTE?

Las etapas son aburridas transiciones de Dusty volando por distintos lugares del mundo. Y en todas esas transiciones le pasa SÓLO una cosa. En una de las etapas se congela, en otra ayuda a un avión en peligro, en la siguiente es traicionado y en otra conoce al Carsejército de los Carsestados Unidos. Aterriza en un portaaviones (también con cara, yugks) donde Dusty es recibido con alegría por los vehículos militares simpáticos con ojos que viven allí. Se ha convertido en un héroe mundial por destacar en las distintas etapas incluso siendo un AVIÓN DE FUMIGACIÓN DE MIERDA.

Explorando el barco encuentra un panel con fotos antiguas de aviones soldado, en el que descubre que Skipper, su entrenador, es un maldito mentiroso ya que tan sólo participó en una misión en la que perdió a todo su escuadrón. Os pongo la secuencia entera por que a mí me provocó horrorcarcajadas:

El escuadrón de Skipper ve un barco solitario. Deciden ir a atacarlo a traición. Pero según atraviesan las nubes, APARECEN CIENTOS DE MILES DE BARCOS DISPARANDO CONTRA ELLOS.

Los amigos de Skipper SON ACRIBILLADOS por los balazos de la artillería de los barcos. Gritan y arden en el cielo mientras Skipper es derribado y se hunde en la mar. Al poco es rescatado, pero ha quedado minusválido.

JOAJOAOJJAOJOAJOAOJA ¿QUÉ COJONES ES ÉSTO? ¡¡¡QUE HAY NIÑOS VIENDO LA PELÍCULA!!!

Aviones adorables con ojitos, vivarachos y simpáticos, EXPLOTANDO Y GRITANDO DE DOLOR. ¿A quién se le ocurrió una escena así?

Tras repostar y ser reparado en el portaaviones, Dusty sufre un accidente en plena mar debido a la depresión que le produce que su amigo Skipper sea un mentiroso (¿qué puñetas más dará?) pero al poco tiempo es rescatado y llevado al taller sólo para meterte una escena de 5 minutos donde todos los competidores donan piezas y arreglan a Dusty. Porque a todos les suda la polla ganar la carrera ya.

La etapa final es una tomadura de pelo de las gordas. Todos los aviones miran orgullosos a Dusty mientras los adelanta. No compiten con él, no quieren ganarle, aceptan su posición perdedora porque se les pone en los cojones. Llega el avión protagonista hasta la posición del avión malo y sus dos tontosecuaces. Skipper surge de la PUTA NADA Y ENCIMA VOLANDO (¿PERO NO ERA PARAVIONOPLÉJICO?) para ayudar a Dusty a provocar el accidente aeréo de los dos compañeros del malo. Sí señor, eso es competición…

En un determinado momento, un avión sugiere a Dusty que se “opere” para quitarse el fumigador que lleva en la panza… Dusty accede y oh, sorpresa, AHORA VUELA MEJOR. Una importantísima lección para los críos: Opérate y serás mejor.

Dusty gana, la organización HUMILLA al malo (¿por qué? Si ha quedado segundo…) y todos felicitan al protagonista, que recibe un título honorífico en el ejército (POR GANAR UNA PUTA CARRERA) y la película termina con Dusty y Skipper volando juntitos, haciendo cabriolas y mirándose de una manera demasiado… A ver que busque la palabra para definir las relaciones sexuales con aviones…

Mecafília.

Dusty y Skipper se echan miradas Mecafílicas.

¡¡¡Id a un mot…!!! Ehhh… ¿Hay aeromoteles?

Conclusiones

No he visto algunas de las películas peor consideradas de Disney, como Chicken Little o Zafarrancho en el Rancho, pero me atrevo a decir que Aviones es peor que esas dos pero con más SIDA. Sin emoción, situaciones que se resuelven de la manera más aburrida posible y lo peor de todo es que “emborrona” el currículum de Pixar.

Siiiiiiiiiii, calma, ya se que esta peli no es de Pixar, pero sí transcurre en un universo creado por ellos. Es imposible no relacionar este bodrio con el estudio creador de Toy Story para el espectador medio…

Cars no es la mejor licencia de Pixar desde luego, pero sí tiene detallitos y sobre todo un ritmo que ya quisieran la gran mayoría de las pelis de la competencia. Si ya la existencia de Cars 2 chirría y hace notar que solamente existe por todo el dinero que genera el merchandising de todos los cochecitos de juguete, a Aviones se le ve el plumero a kilómetros de distancia: Sólo quieren seguir sacando vehículos con ojitos simpáticos para engañar a las abuelas que van al Toys´R Us y no saben qué comprarle a sus nietos. A todos los críos les gustan los coches, y si estos tienen ojos simpáticos, no hay riesgo de que sean un juguete violento u ofendan a alguna de las muchas variantes del cristianismo que hay en EEUU. Excepto a la Iglesia de Westboro. A esos les ofende todo.

El único añadido divertido de la película fue verla con mi hermano Bushwacker, amante mecafílico de los aviones. Cada vez que aparecía uno nuevo en pantalla, me decía el modelo, el país de procedencia y alguna anécdota curiosa sobre su diseño, haciendo más llevadero el infierno de mediocridad que es Aviones.

Por ejemplo, salió simplemente el morro de este avión de la foto y rápidamente mi hermano dijo “este avión es de la India, tiene una hélice en la cola” y el puto avión empezó a hablar con acento indio y la peli hizo un chiste de culos con la hélice de la cola ojajoajoaoja.

Pero no todos tenéis un Bushwacker en casa, así que pasad de este bodrio. Y por el amor de los Jesucristos Violetas, no le pongáis Aviones a vuestros hijos/sobrinos/primos o lo que sean. Se aburrirán más que si les obligáis a ver Cine de Barrio. Preferirán hacer deberes o comer verduras.

 

Ahora eres Mecanófilo.



About the Author

Cacaman