Review

Vale, aunque ya ha quedado desmentido lo de que un fanático de Star Wars haya matado a otro por destriparle la película, por si acaso yo aviso:

ATENCIÓN, EL PRESENTE ARTÍCULO ESTÁ ABSOLUTAMENTE LLENO DE SPOILERS DE PRINCIPIO A FIN, SI NO HAS VISTO STAR WARS EL DESPERTAR DE LA FUERZA NO SIGAS LEYENDO.

Lo vuelvo a repetir por si hay retromongoles en la sala.

ATENCIÓN, EL PRESENTE ARTÍCULO ESTÁ ABSOLUTAMENTE LLENO DE SPOILERS DE PRINCIPIO A FIN, SI NO HAS VISTO STAR WARS EL DESPERTAR DE LA FUERZA NO SIGAS LEYENDO.

Una vez mas, por si me está leyendo ésta persona.

ATENCIÓN, EL PRESENTE ARTÍCULO ESTÁ ABSOLUTAMENTE LLENO DE SPOILERS DE PRINCIPIO A FIN, SI NO HAS VISTO STAR WARS EL DESPERTAR DE LA FUERZA NO SIGAS LEYENDO.

.

.

.

Dicho esto… Han Solo muere y Kylo Ren es hijo suyo y de Leia. NO DIGÁIS QUE NO OS HE AVISADO.

Bien, tras años de sequía plagados de rumores, desmentidos, leyendas urbanas, ventas de derechos por cantidades jamás soñadas, declaraciones ridículas, pajas mentales, insultos, linchamientos, mofas, enemas, bukakkes y fondos fideicomisos, finalmente SE ESTRENÓ UNA NUEVA PELÍCULA DE STAR WARS. Ahora en manos de la Megacorporación Disney, la franquicia mas mitificada e influyente del cine palomitero de todos los tiempos pasados y futuros inicia una nueva etapa sobre la cual sus responsables ya han declarado que no terminará jamás, ahí con un par.

Los fans están de enhorabuena de forma inversamente proporcional a sus bolsillos, que sufren la terrorífica avalancha caníbal de nuevo merchandising, a la venta meses antes de que se estrenara el film (me imagino a infinidad de niños pequeños, sin puta idea de Star Wars los pobrecicos, que estarán ilusionados porque sus padres les llevan a ver la película que se ha estrenado protagonizada por los muñecos que les compraron en otoño). Por no hablar de la criminal venta anticipada de entradas,  que bate todos los records establecidos. ¿Solucionar el hambre en el mundo? ¿eh? ¿cómo? ¿Qué mundo?

Bueno, total que aquí vamos con la nueva de Star Wars, El despertar de la Fuerza. Emplazada 30 años después de El Retorno del Jedi, trae de vuelta a los actores veteranos de la trilogía original, y unos cuantos yogurines llamados a ser el relevo de los héroes de nuestra infancia, que ya están bastante cascados. Vídeos del rodaje difundidos meses antes nos muestran unos cuantos muñecos para que los fans se emocionen y vuelvan a echar pestes del aquella nueva trilogía que “sólo era CGI” y de la que abominaron hasta hartarse, pidiendo la cabeza de George Lucas por haber creado un crimen contra la humanidad como Jar Jar Binks.

Tras esto, un teaser horroroso, que parecía hecho con tomas falsas, nos metió el miedo en el cuerpo, pero la llegada del orgásmico trailer largo, que no rompía ni en un solo plano el absoluto secretismo establecido en torno al argumento, nos devolvió a todos a aquellos días en que el mundo pensaba que el Episodio I iba a ser dios hecho película.

En fin, que llega el día D, la gente histérica acude al cine en masa, se apagan las luces y empiezan los 15 minutos de anuncios, y tras ellos da comenzo… eehm? ¿cómo? ¿Nos han puesto Una nueva esperanza por error? ¿Como? ¿QUÉ? Oye… esto… está repetido… ¿PERDOOOOOOOON? Ay dios mío…no…

“¡Mira, mira, Chewie! Mira que cara de gilipollas se le está quedando!¡Corre, haz una foto!”

 

EL REMAKE DE LA FUERZA

La película da comienzo con el texto amarillo de rigor acompañado de la celebérrima sintonía por todos amada. La erección empieza a perder consistencia a medida que leemos que 30 años después de la caída del imperio ha surgido un nuevo ejército de malos llamado La Nueva Orden y que el gobierno de la nueva república liderado por la general Leia Organa ha formado un movimiento llamado La Resistencia. Además nos explican que Luke Skywalker está desaparecido y nadie sabe donde está.

¿Nueva Orden? ¿Resistencia?  Si quien gobierna es la Nueva República, ¿por qué necesitan formar una Resistencia? ¿Es para desgravar? ¿No tienen dinero? Esto es un poco sospechoso… pero bueno, atentos que empieza.  En un planeta perdido, un piloto de la Alianza Rebel… perdón, de LA RESISTENCIA se encuentra con un viejo (ojocuidao: Max Von Sydow, MÁS DESPERDICIADO QUE NUNCA ya que muere a los tres minutos) en una tienda de campaña. El viejo al parecer tiene una pista sobre el paradero de Luke, un fragmento de mapa metido en un pendrive.

De pronto la charla se acaba pues llegan los malos, unos soldados con armadura imperial liderados por un tipo vestido de negro con un sable de luz rojo ridículo que tiene una especie de mecheros acoplados en la empuñadura, que empiezan a masacrar figurantes en busca del piloto y el fragmento de mapa. El piloto es capturado por ellos pero antes introduce el pendrive en su droide BB-8, que consigue escapar del lugar. A la mañana siguiente el pequeño droide vagando por el desierto se encuentra con una joven chatarrera que…

¿SOY YO O ESTE INICIO RESULTA DEMASIADO FAMILIAR?

A ver que sigo. La joven chatarrera, se encargará de llevar al pequeño droide hasta la resistencia con el mapa, pero para ello necesitará una nave, El Halcón Milenario, y la ayuda de su piloto, un contrabandista llamado Han Solo que…

TIOS, ¿PERO QUÉ COJONES ES ESTO?

Los malos van del palo nazi, entre sus líderes destacan 3, el que viste de negro y lleva máscara y sable rojo llamado Kylo-Ren al que todos sus subordinados temen, un oficial que es el único que se atreve a chistarle y que parece su igual en rango, y un malo feo al que sólo vemos como holograma gigante que es el poder tras la Nueva Orden. Esta peña tiene un arma de destrucción masiva que es un planeta con un cañon gigante capaz de destruir planetas que se llama Starkiller, con el que a mitad de peli hacen una demostración y se cargan unos cuantos planetas….

TIENE QUE SER UNA PUTA BROMA ¿NO?

Tras pasar por una taberna llena de animatrónicos, y tíos disfrazados los protagonistas por fin llegan hasta la Resistencia, que se oculta en un planeta desde donde lanzan su ejército de cazas X-wing para destruir la Starkiller, para lo cual tienen que reventar su punto débil, una estructura llamada “oscilador térmico”, mientras tanto Han Solo y sus amigos se cuelan en el lugar para  rescatar a la chica y desconectar los campos de fuerza, y entonces el anciano Han va al encuentro de Kylo Ren que es su hijo y muere enfrentándose a él…

¡ME CAGO EN DIOS ME ESTÁN METIENDO UNA FOTOCOPIA DEL EPISODIO IV SIN VASELINA! ¡DEVOLVEDME EL DINERO ESTAFADORES!

Al final, tras una batalla de X-wings contra Cazas Tie, la Starkiller estalla, recomponen el mapa de manera ridícula y la chatarrera encuentra a Luke Skywalker que sale diez segundos antes de los créditos y no dice ni una palabra TO BE CONTINUED.

¡YA ESTÁ BIEN, VOY A QUEMAR EL PUTO CINE CON TODOS DENTRO HIJOSDEPUTA!

Esa es la versión corta del cabreo. A continuación la versión larga. Porque no estoy montando este pollo sólo porque se hayan atrevido a hacer un remake infecto de la película del 77 y nos la hayan vendido como una película nueva. No, si entro en cólera es porque además de ser una estafa, la película es también una ñorda, con personajes asesinables y guión repleto de estupideces irritantes. “Pero si es un remake ¿cómo puede ser tan horrenda? No tiene sentido”, me diréis. Bueno, vamos a verlo a ver si tengo razón o no…

HACE MUCHO TIEMPO, EN UN ESTERCOLERO MUY, MUY LEJANO…

Voy a empezar hablando de los personajes que protagonizan este despropósito. Vaya por delante que los actores JÓVENES están bastante dignos todos en sus actuaciones (al contrario que algunos de los viejos que están, por decirlo suavemente HECHOS UNA MIERDA y a los que literalmente se los encuentran por el camino haciendo el vagabundo) . Los chavales se lo creen y lo viven Y TE CAEN SIMPÁTICOS.

Otra cosa es que sus motivaciones y actos sean un completo sin sentido y un baile de deus ex machinas aberrante, en que las capacidades de cada uno aumentan de un instante para otro a conveniencia del guionista y las motivaciones para hacer lo que quiera que requiera la trama para avanzar parece que les vengan dadas en las galletitas de la suerte que repartían en el cátering. Como a los viejos ya los conocéis, procedo a describir a los nuevos:

Finn, el soldado independentista

Finn (John Boyega) es un soldado de asalto de la nueva orden con deficiencias mentales (el “condicionamiento psicológico” a que son sometidos todos los soldados desde que nacen ha salido rana en su caso, igual es que no funciona con negros…), que se convierte en héroe de la resistencia a tal velocidad que te mareas cuando te da la ventolera en la cara.

En su primera misión (al inicio de la película, cuando capturan al piloto) está completamente acojonado y cagándose en la coquilla, se niega a matar figurantes como le han ordenado y cuando uno de sus compañeros  cae de un disparo y le pinta la senyera en el casco con sangre antes de estirar la pata, él ya se trauma, pilla un ataque de asma, se pone a sudar como un cerdo, y decide que quiere salirse del esta mierda de la Nueva Orden (se vuelve independentista, senyera, jar, jar).

“¡Eooo, que le falta una raya! Jodidos paletos…”

Sin pensarlo más y desobedeciendo las órdenes directas de su superior (una tal Fasma, que es una soldada con capa y armadura plateada que acaba metida en el triturador de basura sin haberse quitado el casco ni una vez), ayuda al piloto de la resistencia a escapar y más adelante se une alegremente a la chatarrera y a Han Solo que pasaba por ahí para combatir a los malos, proporciona información detallada de la estructura de la Star Killer para que los buenos puedan destruirla, (alguien tiene que tener el as en la manga para salvar la película, y como quiera que la información que transporta el robot pelota es completamente INÚTIL al respecto, nos sacamos que el exsoldado novato defectuoso QUE ESTABA DESTINADO A MANTENIMENTO lo sabe absolutamente TOOOOOODO para destruir la mega base del tamaño de Júpiter en una tarde).

Y por si fuera poco, ayuda a Rey darle una paliza Kaylo-Ren a golpe de sable. Por el camino se cargará a unos cuantos de sus antiguos compañeros el incluso pondrá cara de pasárselo bien, porque ¡ah!, cuando vas con los buenos matar y pegar tiros ya no es trauma.

Rey

Cómo Daisy Ridley  no tiene aún ningún reportaje para FHM ni fotos leakeadas, ni robados en la playa,  ni vamos a ver nada de eso jamás por los cojones de Disney, os pongo una foto de Tori Black, que se le parece un poquito y así ya tenéis la ración de fapeo obligatoria en todos mis artículos.

Rey es una chatarrera indigente monísima vestida con harapos pero muy bien maquillada y con un cutis y un pelo preciosos, que se dedica a recoger piezas y trastos de las antiguas naves imperiales que se estrellaron en los páramos de su planeta desértico Jakku, para vendérselos a un comerciante alienígena de mierda que tiene su casa de empeños en el zoco del pueblo, a cambio de raciones de comida miserables.

Esta tía, que recordemos RECOGE CHATARRA PARA VENDERLA A CAMBIO DE COMIDA, un buen día se encuentra con BB-8, el robot pelota, que justo acaba de ser atrapado en la red de un cuatrero del desierto (en realidad es un chatarrero que se busca la vida como ella, pero es feo y alienígena así que nos cae MAL). La churri le pega cuatro gritos al cuatrero y adopta al robot, hablándole con amabilidad y acogiéndolo como si fuera un perrito. Porque claro, los droides son como perritos en Star Wars ¿no? Salvo para Luke  y su familia que los compran como electrodomésticos, para Han Solo que los utiliza y los insulta, para Leia que los usa como mensajeros, o los pilotos que los utilizan para mapear rutas. ¡Qué desalmados los personajes de tar Wars que usan a los robots como lo que son, no como los fans de la saga que los quieren como a mascotas y se los compran en versión peluche!  ¡Pues eso se acabó, leñe! Humanidad para los droides. Aquí tenemos a una chatarrera muerta de hambre que se niega a vender un droide nuevecito recién encontrado (¡borra eso! ADOPTADO) aunque le ofrezcan una montaña (literal) de comida por él.

Pero el insignificante detalle de que para ser CHATARRERA es una gilipollas integral, no impide a Rey ser una persona muy capacitada para patear los culos de los malos (imaginad lo inútiles que son). Porque la fuerza es intensa en Rey. Muy intensa… PERO MUCHO ¿EH? Que al segundo intento ya controla mentes sin problema, sabe pilotar naves sin haberlo hecho nunca, aprende idiomas a uno por escena y LE DA UNA PALIZA MORROCOTUDA AL MALO CON EL SABLE LÁSER. Y todo eso en la primera peli, solo le falta ponerse rubia y lanzar Genki-Damas.

BB-8

El robot pelota. En el genuino espíritu de la trilogía original, en el que el diseño de la nave de Boba Fett surgió de una farola que los currantes de Lucasfilms tenían junto a la ventana de su zulo, imagino que la invención de este personaje debió ser mas o menos así:

 

Joder, ¿Quién es el guarro que ha dejado toda la mesa perdida de café?… ¿eh? …ostias… esto parece… ¡TIOS! ¡YA TENEMOS AL ROBOT!

BB-8 (por la misma regla de tres su nombre debe indicar el estado de embriaguez de sus creadores, supongo), es el droide graciosito y vendemuñecos, que en teoría sustituye a R2, y que, salvo transportar el estúpido mcguffin de la película, no sirve absolutamente para nada. Además, como nos repiten un par de veces, “es un modelo único e inconfundible y no hay otro igual” y aunque este detalle haga que los protagonistas estén en permanente peligro por culpa suya, ya que los malos lo tienen clichado y destruirán y masacrarán para conseguir apoderarse de él; no se les ocurrirá en ningún momento pintarlo de otro color o simplemente, sacarle el pendrive mcguffin y abandonarlo por ahí.

Supongo que la verdadera razón de ser de esta especie de balón medicinal que emite pitidos es hacernos reír o algo. Por lo demás el diseño del droide tiene todo el sentido del mundo y es lógico al 100%. Tiene la forma perfecta para chutarlo por la ventana y mandarlo al carajo como el desperdicio metálico totalmente despreciable que es.

Kylo-Ren

El suplente de Darth Vader. Hijo de Han y Leia, de la cual hereda las habilidades de la fuerza de la familia Skywalker, tiene un poder de la hostia, pero es un niñato que cuando se cabrea destroza el mobiliario de la nave con su espada. Lleva un casco, que parece un modelo de esos raros de Dolce Gusto, para ocultar su pelo L’Oreal y su cara con acné además de por puro fetichismo, ya que adora a su abuelo Darth Vader, a cuya máscara requemada adora por las noches.

Este deshecho humano co-dirige la primera orden junto a un Moff Tarkin de baratillo que es el único que se atreve a toserle, y ambos van haciendo el nazi, dando discursos a sus tropas rodeados de banderas rojas y negras y diciendo que se van a follar a la República ya mismo (la cual cosa hacen). En los últimos 20 minutos, los poderes de la fuerza de Gaylo se ven mermados por un tiro de Chewbacca, y cuando Rey alcanza el nivel Super Sayajin se ve derrotado de forma humillante por ella. 

Vamos que es un mierdaseca, lo único que hace es cargarse a un yayo de setenta años y porque se deja.

 “¿Algo más o ya te has quedado a gusto? ¿Con mi escoliosis no te vas a meter?”

La vieja grimosa.

Antes de llegar al planeta donde se esconde la resistencia, Han y los chavales hacen una paradita en una tasca llena de muñecos e infraseres travestidos, como está mandado. Por fuera parece un castillo con estatuas enormes y pendones pero tranquilos fanboys que no nos salimos del canon, ES UNA TABERNA. Allí se encuentra una vieja enana y cabezona de color naranja que se tira a Chewbacca (ella dice que es su novio, digo yo que follarán), lo cual significa que nuestro peludo amigo por fin se libró de su asquerosa familia y ha rehecho su vida junto a este nuevo engendro.

Pues ya puede chuparla bien…

Poe Dameron, el piloto maricón

Y lo de maricón no lo digo porque sí.

Yo lo llamo el Princeso Leio, porque hace lo mismo que la princesa Leia en la primera película (dejarse capturar) además de por las razones expuestas arriba.  Un personaje sobrante, ridículo, ahostiable y que a nadie le importa una mierda, ni siquiera al guionista que decide darlo por muerto a los diez minutos de película, para luego volver a sacarlo en la última media hora porque le daba pereza inventarse otro personaje mas carismático, como por ejemplo, un ladrillo con un chicle pegado. 

El payaso éste de la porra giratoria:

Caraculo.

 

”Muh pugúh un turuh puruh sur cumuh Kurt Kubuhn puru fulluh u muh cudúh usúh”

El nuevo emperador que parece un descarte de El Señor de los anillos, el Hobbit o alguna de esas mierdas de Weta. Al principio parece que es un mostrenco de 20 metros de altura, pero en realidad solo es un holograma. Suponemos que cuando salga en carne y hueso será de tamaño humano lo que lo hará aún más ridículo. Como todo engendro infográfico que se precie, está encarnado por Andy Serkis.

Y todos los demás…

La película está llena de docenas y docenas de nuevos bichejos, muchos de ellos variaciones de otros vistos en anteriores películas, una sobrecarga de monigotes similar a la criticada por los propios fans en el Retorno del Jedi (los mismos que odian a los ewoks pero dicen que esa idiotez del robot pelota es adorable), además de un vergonzante intento de starwarsizar las minorías étnicas muy propio de estos tiempos. Valga como ejemplo  la escena en la que aparecen por ahí dos bandas de malos, una de ellas DE CHINOS y comandada por una especie de Al Leong de saldo (y Al Leong YA ES DE SALDO, así que este interfecto como poco ha debido pagar para salir en la peli) que por supuesto andan buscando a Han Solo porque ¿a que no lo adivináis? LES DEBE DINERO y que son aniquilados rápidamente por unos bichardos horrorosos que Han lleva en la bodega de su nuevo carguero espacial Virgen del Carmen.

Y por supuesto no olvidemos a Leia, que está exactamente tal y como la recordamos…

LA IMBECILIDAD ESTARÁ YA CONTIGO… SIEMPRE.

Cuando lo que intentas es calcar a toda costa el esquema de una película anterior, todos los avances argumentales que puedan haber habido desde ella suponen un serio problema. La nueva república es una elemento molesto en el guión, porque significa que los buenos ganaron y son ahora ellos los que gobiernan y tienen el ejército enorme y poderoso. Que dicho ejército no haga acto de presencia en ningún momento delegando responsabilidades en una especie de “guerrilla legalizada”a la que no subvenciona ni con el alquiler de su base, ya que aún tira con los X-wings mugrosos de la trilogía antigua con cuatro pegatinas y un repintado; y que un puñado de malos que deberían ser los clandestinos y los fugitivos tengan un ejército que ni el Tercer Reich con banderas y destructores estelares, y que se saquen literalmente del ojo del culo un arma aún más grande que todo lo que tuvo el imperio en su día sin que el gobierno vigente se entere de un carajo; hace que el espectador se pregunte por qué clase de gilipuertas le están tomando. 

Como he dicho, todo esto supone un serio problema, o mejor dicho lo supondría para cualquier estúpido guionista de esos que se esfuerza en meter coherencia en sus sarnosos escritos, no para JJ Abrams y compañía, que solucionan el asunto sin pestañear.  Los malos cargan el cañonaco gigante, apuntan y disparan un pedazo de rayo que se carga Coruscant y dos o tres planetas más, acabando con la República en dos minutos y con todas las pajas mentales que pudieran hacerse los espectadores quisquillosos. Los fans obviamente se corren de gusto al ver como lo poco que quedaba de nuevo es borrado y todo vuelve a ser como al principio de la primera película. Los malos con su ejercito nazi, y los buenos que son cuatro mataos. REBOOOOOOT!!!

Y ahora perdonad que me ponga pesado pero…


¿CÓMO COJONES LO HAN HECHO PARA QUE EL GOBIERNO NO SE DÉ CUENTA? ¿NO HAY INSPECTORES DE HACIENDA O DE MEDIO AMBIENTE ALGO ASÍ?, ES UN PUTO PLANETA ENTERO,  ESTO NO LE PASA NI A ROMPETECHOS. ¿Y COMO LO HAN CONSTRUIDO? ¿CUÁNTOS MILLONES DE CURRANTES TIENEN EN NÓMINA?

Bueno,  el mcguffin y el eje central de la trama es el ya mencionado fragmento de mapa que tiene Max Von Sydow, que unido al resto que tiene R2 (aunque esto nadie lo sabe hasta el final de la película, PORQUE HASTA ESE MOMENTO R2 ESTÁ CONVENIENTEMENTE EN MODO AHORRO DE ENERGÍA), indicaría la ruta hacia el planeta desconocido e irrastreable  donde se esconde Luke. Si nos paramos a pensar, pero nada, lo justo para que haya conexión eléctrica entre dos de nuestras neuronas ¿eh?, todo esto ya nos huele a apestoso cagarro.

Vamos a ver, Luke la cagó con un antiguo alumno que se le volvió maloso (EJEM, EJEM!) y como buen cobarde irresponsable ha decidido largarse. Ok. Si quieres desaparecer ¿para qué dejas un mapa fragmentado? y si quieres que se te pueda encontrar porsiaca , ¿por qué no le dejas el plano entero a R2? Si a fin de cuentas se pasa la película en modo stand by y nadie se molesta en revisar si tiene algo en sus tripas. ¿lo haces para tocar los cojones a la caracartón de tu hermana o qué? ¿TE DAS CUENTA HAN SOLO MUERE POR CULPA DE TU MIERDA DE MAPA PEDAZO DE GILIPOLLAS? ¿ESTÁS SUBNORMAL O QUÉ TE PASA?

Además, la existencia del fragmento de mapa es conocida por Gaylo Ren que lo busca sin descanso porque quiere cargarse a Luke. Y claro, surge la gran pregunta “¿Cómo sabe lo del mapa y para qué quiere el fragmento si el resto no lo tiene? MEEEEEEC!!!!! ¡SÍ QUE LO TIENE! En una oportuna y super Abramesca escena, Gaylo comenta que “vio el resto del mapa en los antiguos archivos del imperio” WAAAAAT?????? PERO SI LUKE SE LARGA AÑOS DESPUÉS CUANDO EL IMPERIO YA NO EXISTE ¿EL MAPA YA EXISTIA DE ANTES? ¿LO PREPARÓ MIENTRAS TODAVÍA ESTABAN EN GUERRA? ¿METIO EL MAPA EN EL ORDENADOR DE LA ESTRELLA DE LA MUERTE ANTES DE DARSE DE FOSTIAS CON DARTH VADER O QUÉ? ¿PERO QUÉ MIERDA DE ARGUMENTO ESE ESTE?

 

La misión de los malos es pillar el robot intacto para recuperar el mapa pero en cuanto localizan a los protagonistas solicitan un ataque aéreo que arrase la aldea, INTELIGENCIA AL PODER.

Con Luke ausente (y Mark Hamill cobrando una millonada por salir 30 segundos al final, sin frase) las movidas jedis recaen en el personaje de Rey, que la fuerza empieza a manifestarse en ella y tal pascual. En la escena de la tasca de la vieja zoofílica, mientras nos percatamos de la clientela está infestada de espías de la Resistencia y también de  la Nueva Orden (¿?), la vieja se pone a decir cosas misteriosas en plan Yoda pero hablando bien. A Rey le da un chungo  y empieza a ver visiones de R2 y Luke de espaldas a la cámara, y vagabundeando por el edificio llega hasta un cofre donde la vieja guarda, atención, EL SABLE AZUL DE LUKE que se perdió en los váteres de Bespin cuando Vader le cortó la mano (lo que significa que la mano cortada también la tendrá alguien y saldrá en las siguientes películas. Marchando un clon malvado de Luke…).

Cuando, Han lo ve y le pregunta: “¿Pero qué cojones? ¡Tú, guionista, cacho de mierda! ¿por qué este objeto está aquí?”  la vieja se saca la polla de chewacca de la boca, escupe cuatro pelos y le contesta “porque yo lo valgo”. Y acto seguido empiezan los tiros las explosiones, y mágicamente nos olvidamos de esta mierda porque…


“Este no es el agujero argumental que estás buscando”.

La muerte de Han Solo ya es para enmarcarla en el museo del zurullo. Se supone que es la gran “sorpresa” de la película  junto con que Gaylo es su hijo, pero como quiera que la escena es un calco exacto de la muerte de Obi Wan, en cuanto Han se encuentra con su amanerado vástago y se pone a conversar con él en medio de una pasarela sin barandillas sobre un reactor/sumidero/túnel de viento/pista de puenting de esos que han de salir en todas las películas de Starwars para que alguien se caiga y se mate; y te sacan el rollo hijo descarriado/padre arrepentido bleh bleh bleh, ya hace rato que SABES QUE HAN SE VA POR EL BARRANQUILLO DE CABEZA. Es como si un minuto antes te saliera un subtítulo en pantalla que pusiera “A continuación: La muerte de Han Solo”. Días de angustia amenazando con la muerte a todos los que la vieron antes que tú para que no te suelten spoilers y cuando la estás viendo la película se spoilea sola. Para mear y no echar gota. Encima es una muerte triste, patética y sin la más mínima épica. El drama paterno-filial de El Imperio Contraataca convertido en una grotesca parodia. hemos pasado de esto:

-Hijo mío ven conmigo, juntos nos cargaremos al viejo decrépito ese y tendremos cogida a la galaxia entera por los huevos.

A esto otro:

-Hijo mío tu madre y yo te echamos de menos, deja las drogas y vuelve a casa por favor.

Han Solo, que ha quedado reducido a un moroso recogecartones, muriendo como un pobre viejo deshauciado, víctima del tarado de su hijo, como si fuera la versión Star Wars de Hermano Mayor. Y lo peor de todo es que ni siquiera te importa, es más, lo agradeces, Desde que empieza la escena estás pensando “Por dios, que pena da este puto viejo, que lo maten ya por favor”. JJ Abrams y Lawrence Kasdan han cogido uno de los más grandes héroes del cine fantástico Y SE HAN LIMPIADO EL CULO CON ÉL.


“Qué vergüenza… tenía que haberme muerto en El Imperio Contraataca”.

LA INCREÍBLE GALAXIA MENGUANTE

Cuando se anunció que a partir de ahora las películas se pasarían por el forro el “universo expandido” visto en novelas y cómics lo estaban diciendo en el sentido más amplio de la expresión. Esta nueva etapa de Star Wars no tiene lugar en el universo expandido sino en el UNIVERSO ENCOGIDO. Siguiendo la inquietante teoría del Big Crunch, la galaxia de Star Wars parece estar contrayéndose de forma alarmante, de manera que los viajes por el hiperespacio ya no duran días sino apenas pocos segundos, los planetas son todos visibles entre sí en un cielo despejado a simple vista e incluso elementos que ocuparían países enteros como el oscilador térmico del Star Killer, que a vista de satélite debe tener el tamaño de Francia, al cabo de minutos no supera el de una plaza de toros. Por supuesto como todo se ha vuelto mini ya no hay estrellas ni supernovas con las que chocar, y los saltos hiperespaciales ya pueden hacerse sin calcular nada, instantáneamente e incluso salir de la velocidad luz a pocos metros del suelo de un planeta MANUALMENTE, dándole a la palanca a ojo de buen cubero.

El despiporre empieza mucho antes cuando, nada más abandonar la atmósfera de Jakku en el Halcón Milenario que se han encontrado por ahí tirado, Rey y Finn son capturados por una enorme nave de carga pilotada por Han Solo y Chewbacca que… ¡Están buscando el Halcón Milenario por toda la galaxia! ¿Perdón? Entonces, ¿estaban justo a puntito de encontrarlo o como va eso?  En un intento de arreglar el desastre, han comenta ” ¿el Halcón Milenario estaba en jakku? mehmehmeh Chewie teníamos que haber mirado en los territorios del sector suputamadre blablabla… “

Por último, la descojonación máxima es ver a Rey al final de la película cogiendo su recién heredado Halcón Milenario y llegar al famoso planeta desconocido donde se oculta Luke en el tiempo que dura el trayecto de una parada de metro (Y NO ME TOQUÉIS LOS COJONES QUE NO HAY ELIPSIS NINGUNA, LE DA AL TURBO, ESPERA CINCO SEGUNDOS, FRENA Y YA HAN LLEGADO, SIN CAMBIAR DE PLANO NI NADA), lo que hace suponer que el planeta en cuestión está tan cerca que si mirasen por un telescopio verían a Luke cagando en el monte. Llegan tan rápido que cuando Rey se encuentra con el veterano Jedi, la pieza musical de John Williams es demasiado larga y JJ Abrams se ve obligado a alargar la escena insufriblemente metiendo hasta un plano de helicóptero giratorio en plan Peter Jackson porque ya no sabe qué más inventar. El último pedo en la cara del espectador antes de que salgan los créditos.

 STAR WARS: AL DEFECAR HACES FUERZA

Y desde luego se les han debido reventar las venas de los ojos de apretar el esfínter para producir tamaño montón de heces pestilentes. Hay que ser microcéfalo y mierdero para hacer un calco mugroso de una de las mejores películas de la historia, y encima las cuatro cosas nuevas que tiene hacerlas tan rematadamente mal. Es que hasta John Williams da pena, siendo incapaz de componer ni un solo tema nuevo distinguible y mínimamente recordable. Luego meten guiños a cascoporro por supuesto, sacan todos los items que pueden de las pelis viejas, el remoto de entrenamiento, el tablero de ajedrez holográfico, las puertas romboides, mencionan el compactador de basura… como en Spectre, vamos a tirar de nostalgia para vender la moto y de paso unos cuantos muñecos más.

Se creen que con eso ya salvan la papeleta del fan, y lo peor de todo es que no se equivocan, y al final van a tener razón los Trekkies cuando dicen que los fanáticos de Star Wars son retrasados mentales. El público  ha respondido de forma orgíastica y salvo unas pocas voces sensatas, el resto alaba el refrito como si fuera el resucitar dorado de su infancia. Pocos días antes del estreno George Lucas hizo unas declaraciones a propósito de la película, que él ya había visto, y dijo textualmente “es la película que los fans esperan ver”. Un pálpito tuve entonces de que algo siniestro se ocultaba en esas palabras, y no me equivoqué, menuda mala leche tiene el amigo. Después de recibir palos por los Episodios I II y III por ser simplemente DISTINTOS, Lucas ha llegado a odiar a una legión de fanáticos que, demostrado está, sólo quieren ver la misma película una y otra vez. “¿Queríais otra vez lo mismo? Pues ahí lo tenéis gilipollas. Que os den por culo”.

Y esa es la explicación del fenómeno Star Wars. Que no me toquen los cojones con que los guiones de la trilogía nueva son malos porque hasta La Amenaza Fantasma SE MEA en el de este puto fraude. Lo único que siempre ha sucedido es que los fans sólo quieren lo puto mismo forever and ever y no se lo cambies, que cualquier otra cosa la odiarán y será una mierda para ellos.


“Fans…. XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Sin ir más lejos os comento una anécdota totalmente verídica. Yo me dedico a a la venta de DVDs de segunda mano, y hace unos días me vino un cliente de los habituales, le pregunto si la ha visto y tal y  me dice que le ha encantado y yo le digo “pero tío si es un puto remake” y me suelta, atención: “Que no tío que mola un huevo porque te está diciendo que el universo star wars ES CÍCLICO” (ahora imaginaos mi cara de gilipollas natural y multiplicadla por 100000, así me quedé).  Después intenté defender que al menos la trilogía nueva contaba algo diferente pero por supuesto, “esas tres son bodrios infectos”. Obviamente ahí ya cambié de tema y se acabó la conversación, le despaché amablemente porque estaba trabajando, pero esto llega a ser fuera de horario laboral y acabamos en comisaría.

Así es el fanboy, inventando lecturas para justificar la pura mierda y la estafa. Y ojo, que yo mismo me he encontrado haciéndolo sin ir mas lejos con Alien, montándome mis teorÍas rocambolescas sobre el hermafroditismo de los Space Jockeys y de que el muerto del L-426 dio a luz al “alien gigante capaz de reproducirse” para justificar lo de la puta reina que se inventó el gilipollas de Cameron, sólo para tener su batallita de Mazinger contra Godzilla. Pero joder hay un límite para justificar las engañifas.

Que Ripley gaste toda la puta munición en cargarse los huevos y no le pegue NI UN TIRO a la reina cuando está inmovilizada, o que los marines se dejen la puerta del módulo abierta para que entre un alien ninja y se cargue a la piloto, o que se dejen la Sulaco en órbita sin nadie que les pueda ayudar a bordo y sin posibilidad de comunicarse, son gilipolleces propias de un guión de Michael Bay, y ni yo las defiendo por mucho que mi fantasía erótica sea montármelo a la vez con la androide Call con el agujero ya hecho en la barriga y el Newborn, en una piscina de tripas de cordero. Y desde luego el fanboy medio de Star Wars carece de límites, de orgullo y de sentido común para defender esta perfecta y descomunal estafa que es El despertar de la fuerza.

Y lo peor de todo es que es lo sabíamos de sobra porque es una marca de fábrica de J J Abrams. Este señor se está forrando a base de hacer siempre lo mismo, concentrar todo el contenido interesante en un cliffhanger de la hostia en los cinco minutos finales para que quieras ver el siguiente episodio y cuando llega el siguiente episodio es mierda pero repite la fórmula, nuevo cliffhanger y  te vuelve a estafar, y así hasta el infinito. Estoy seguro que si lo analizamos fríamente se puede interponer una demanda criminal contra este tipejo, porque no sé vosotros pero yo aquí veo delito. Hay ánimo de engañar y robar dinero.

Encima hay una premeditación clara al hacerles firmar un contrato a todos los críticos para que no digan ni mu sobre el argumento y que luego leamos por todas partes patrañas y medias verdades como que “recupera el espíritu de Star Wars”. Todo ello es un acto malicioso y manipulador propio de un auténtico chacal del desierto.  Y yo al menos ya estoy harto de estafas. Me sentí como un verdadero TONTO DEL CULO cuando salí del cine y cada vez que me acuerdo me entra una mala hostia impresionante. Disney se limpia el culo con nuestro dinero. Me imagino a Mickey Mouse enculando a Mark Hamill y corriéndose en la cara de Harrison Ford mientras se ríe a carcajadas de nosotros.  Estoy hasta los cojones de tanta inmundicia. NO PIENSO IR NUNCA MÁS AL CINE. NO PIENSO DARLES NI UN CÉNTIMO MAS A ESTOS MALEANTES. QUE SE PUDRA HOLLYWOOD.

Que no va a ir más al cine dice el mamón…
Claro que vendrás gilipollas, claaaaaro que vendrás, y las verás todas.
Y PAGARÁS.
Y ME FORRARÉ.
CON TU DINERO.



About the Author

The Watchful Eye