Review

Título Original:  Black Star and the Golden Bat

País: Corea del Sur

Duración: 60 minutos.

 

En un oscuro tugurio de Seúl, un energúmeno enmascarado telefonea al centro de ciencias aeroespaciales para informar a sus trabajadores de que a la una de la noche va a ir a robar “los planos del rocket TNM” (que es un robot que aportará grandes beneficios a la humanidad) con dos cojones. Al minuto, los telediarios de toda Corea ya radian la noticia y el país entero se caga por la pata abajo. ¿Quién es este personaje que acojona a una nación con sólo una llamada telefónica? Es ¡BLACK STAR, SÍ, BLACK STAR!

 

“¡BLACK STAR! GRRRRRRR…”

    Black Star acojona tanto que hasta sus creadores, los que han realizado esta bazofia le tienen miedo.  Fijaos sino en cómo han titulado la película:

Sí, Black Star es tan terrible que las madres amenazan con llamarle para que sus hijos no den el coñazo. El tío es peor que Freddy Krueger. Sólo existe una persona que pueda hacerle frente. ¡GOLDEN BAT!

 

Golden Bat es un luchador temible que reparte hostias como panes mientras se carcajea como un demente sin parar, y que posee superpoderes que convierte a su sosías de DC comics en un maricón con capa. Volar, oir gritos de auxilio a kilómetros, atravesar paredes con la cabeza, cercenar miembros de una hostia, resistir el impacto de rayos láser y básicamente cualquier cosa que le salga de la polla al guionista. Además desnuda a sus enemigos una vez les ha dado una paliza y están inconscientes en el suelo. El gran Bigotón (textual, ese es su nombre), mano derecha de Black Star, es el primero en sucumbir a la imparable fuerza de este justiciero junto con toda su banda:

 

Pero Black Star jura que se vengará y que conquistará el mundo. Tras cantarle las cuarenta al inútil de su esbirro, planea su siguiente movimiento para poner en jaque al país. Y en la hora más oscura, Corea entera se pregunta ¿donde está Golden Bat?  Pero mientras la población se halla sumida en la duda y el terror, acompañemos a Toltry y sus amigos en sus paseos por el campo, y contemplemos contonearse las celulíticas nalgas del obeso Chicho…. ¿eh? ¿cómo? Espera, espera, rebobina…

GOLDEN BAT BEGINS

  Los orígenes de este esperpento animado se remontan a 1966, en concreto a una serie de dibujos japonesa titulada Golden Bat, que a su vez dio origen a un largometraje de imagen real del mismo título, que por lo que he podido leer no tiene desperdicio para los amantes de lo cutre (Yulifero, ya estás tardando), donde una especie de superhéroe con mallas amarillas y rostro de cadáver momificado luchaba contra el crimen.

Golden Bat, el amigo de los niños

 

Al parecer la serie de dibujos se emitió en Corea y tuvo un relativo éxito, y posteriormente surgió una versión propia cambiando el aspecto del mostrenco ese para convertirlo en un plagio hortera del Batman americano. Y ahí tenemos la basura que estoy a punto de destriparos, todo un ejemplo de cara dura y poca vergüenza, a los que hay que sumar unos medios técnicos deplorables y un dibujo pavoroso, que convierten a Golden Bat en un auténtico horror para los sentidos y la mente.  Bueno, ¿Donde estábamos? Ah sí, TOLTRY.

 

 

Toltry es un niño normal y corriente, que hace lo que los niños normales y corrientes hacen, o sea, romper a pedradas los cristales de los vecinos. Esto es normal, como nos dice su padre entre risas, ya que él jugaba a lo mismo de pequeño.

 

Pues sí, con la madre que tiene, es bastante normal el niño…

Toltry tiene una pandilla de amigos que suponemos le acompaña cuando va a destrozar ventanas por el barrio, formada por Chicho, un gordo de cara grotesca del que hablaré un poco más adelante, Yuni, una niña con voz de pito, y un perro que habla y arranca los pantalones a la gente a dentelladas llamado Fido. Por supuesto todos ellos admiran a Golden Bat, pero el que más le adora y sueña con ser como él es Jani, un pobre huérfano enfermo que vive solo en una casa postrado en cama, con una enfermedad terminal desconocida. Este personaje, que daría para llenar la sección “drama social” él solito, es un auténtico desgraciado, cuya madre murió cuando él aún era calvo (¿?), lo cual le obligó a repartir periódicos en medio de una tormenta de nieve para subsistir:

Suponemos que ésta es la causa de su enfermedad, aunque sus amigos le ayudaron dándole ropa de abrigo y haciendo su trabajo por él, así que lo mismo está así por una intoxicación alimentaria. Para hacerle más horrible su agonía llevadera su enfermedad, Toltry y sus amigos le van a visitar y le organizan improvisados shows cómicos para torturarle divertirle:

 Cuando el gordo se pone a bailar me recuerda a ÉSTO.

 

GOLDEN BAT, EL AMIGO DE LOS CULOS

  Si alguna vez estuvo justificado el pornográfico juego de palabras aquel de “BUTT-MAN”, es sin duda en esta película. Tranquilos (o mejor dicho “lo siento”), en Golden Bat no veremos la mano del cámara en primera persona sobando las nalgas de rubias pechugonas, pero en su lugar tenemos la mayor colección de culos en pompa que se ha podido dar en un producto de animación infantil.

 

 

Pero el que se lleva la palma es Chicho, el gordo de la pandilla de Toltry, que a la mínima oportunidad muestra sus orondas posaderas a la cámara e incluso contrae los glúteos en la cara de los espectadores:

 

 

 

Y claro, con tanto poner el culo, Fido, el inquietante perro parlante tiene serias tentaciones de sodomizarle (o de hacerle un fist-fucking con sus guantes de boxeo), como se puede apreciar en diversos momentos de la película:

 

 

Tampoco ayuda mucho a apartar los pensamientos lúbricos de nuestras mentes el que los personajes no dejen de temblar y de deformar sus cuerpos y caras continuamente, en un festival nonstop de rictus y convulsiones estrafalarias, como si realmente llevaran insertado un vibrador en el recto.  Más que cutre o mal hecha,  podemos considerar a Golden Bat la película mas obscenamente animada de la historia.

TOLTRY ANAL  ADVENTURES

  Sigamos con el argumento. Un día Toltry sus amigos se van a explorar “la cueva del bosque” (no, no es el culo de nadie, es una cueva normal y corriente) donde dicen que hay fantasmas. Armados con escopetas (menos Yumi que es niña y no puede) se adentran en la espesura cantando la canción de Golden Bat. Por supuesto se pone a llover (para no hacerlo con la cacofonía que entonan a pleno pulmón los pequeños gamberros estos) y se refugian en una cabaña mugrienta. En cuanto entran, el gordo ya está temblando con el culo en pompa al ver que la choza está repleta de restos humanos. Toltry le tranquiliza diciéndole que no pasa nada “que sólo son esqueletos”. Pero hasta los cojonazos de Toltry tienen un límite, y no tarda en sudar cagado de miedo cuando de pronto se abre un ataud que había por ahí y de dentro sale esto:

 Un travesti de piel verde, la verdad , no me sorprende…

  El travelo amenaza con matarles si no se largan, así que ellos, muy lógicamente, se largan, y el tipejo este se vuelve a su ataud.  Y así finalmente llegan a la cueva de los cojones donde se oculta una base subterránea que te cagas, con un cohete espacial y un robot gigante tipo Mazinguer donde Black Star,  su secuaz el gran Bigotón (sí, el gordo imbécil que hasta ahora es el único junto a sus esbirros que ha tenido el dudoso placer de ser  ahostiado y desnudado por Golden Bat) y el travesti verde  lideran y adoctrinan a un ejército de don nadies con el uniforme equivocado.

 

 ¿Eh? ¿La estrella de la frente no debería ser negra?

    Por supuesto los niños son descubiertos y capturados. Finalmente, tras más de cuarenta minutos de película (y sólo dura una hora), cuando los malos se llevan a los mocosos al bosque para ejecutarlos, aparece al rescate ¡Golden Bat! Sin embargo, el gran bigotón, con sus poderes centuplicados por los deseos de venganza, le suelta una hostia a nuestro héroe que lo despeña por un barranco. ¿Cómooooo?

¿Enfermo terminal? Me parece que tiene mucho cuento el cara de limón este, míralo disfrazándose y haciendo el cabra por ahí…

    Bueno, total que están a punto de tirar a Jani por el barranco (otra vez) y ahora sí, aparece ¡Golden Bat!

 

Miradlo, el hijo de puta parece un Mosso d’Esquadra repartiendo leña. ¡Este sí que es Golden Bat!

  Su entrada es tan arrolladora y tan magnánimo su poder que incluso uno de los esbirros llega a someterse voluntariamente al castigo poniendo su cabeza entre las piernas de Golden Bat y ofreciéndole su culo para ser spankeado.

 

  Una vez le ha arrancado la otra mitad del bigote a Bigotón y le ha hecho ponerse con el culo en pompa suplicando piedad, Golden bat se lleva volando a los chicos a casa.  Después se dirige a la guarida de Black Star para curtirle el lomo de una vez. Pero antes de llegar hasta él tendra que sortear terribles peligros como ¡el terrible robot gigante!…

 

Bueno el robot gigante no, que no cabe por el tunel de la cueva, así que  envían a uno de tamaño más pequeño y con pìnta de chungo.

  Pero en pocos segundos Golden Bat vence al terrible monstruo mecánico con sus habilidades de combate. Y ¿adivinais qué hace el robot cuando es derrotado por nuestro heroe? EXACTO.

 

 

 

Y por fin, ¡el gran duelo!

El único que tiene cojones de no ponerse con el culo en pompa aunque le arranquen el brazo es Black Star. Coño, pues me va acabar dando miedo hasta a mí.  Al final Golden Bat vuelve para visitar al moribundo Jani  y despedirse de los insufribles niños, y entonces tiene lugar la gran revelación. ¡El mayor secreto de Golden Bat por fin al descubierto!

 

¿Eh? ¿Quién ostias es este tío? ¿Bruce Wayne?

    Jani se cura de golpe por la emoción  de ver a su héroe (sí sí, puto cuentista…) y al instante siguiente ya vemos a la pandilla al completo despidiéndose de Golden Bat cantando su canción (de venta en Mc y CD en todas las gasolineras Coreanas), mientras Golden Bat se marcha volando hacia el espacio sideral, en busca de otro planeta lleno de maleantes a los que ahostiar y desnudar.

¡Hasta el infinito y mas allá!

 

NO SE VAYAN TODAVÍA, AÚN HAY MÁS

    Por si todo esto no os parece suficientemente abominable, además en Golden Bat encontraréis:       Un perro que mea sobre su cabeza:

    Ejércitos de clones:

    ¡Fuuuuusión!, ¡¡¡Haaaa!!!

 

    Homenajes a MC Escher:

 

  Gente corriendo por la barandilla de un puente:

 

  Corridas faciales:

 

  Un gordo tirándose a un árbol:

 

    Por todo lo cual os recomiendo encarecidamente que la veáis en compañía de vuestra familia e hijos, ya veréis que rápido os repudian.   Y recordad amigos, sed justos y valerosos y algún día llegaréis a ser como Golden Bat.

 

Él lo intenta cada día.



About the Author

The Watchful Eye